El polimorfismo es la capacidad de un material cristalino (por ejemplo, una molécula de un fármaco) para solidificar en diferentes formas tridimensionales. El número de polimorfos con el que una molécula cuenta es variable y depende de su flexibilidad molecular (capacidad de adoptar distintas formas)