Ecuador: Asegurando El Futuro: Los Acuerdos De Compra Exclusiva Y Su Regulación En El Derecho De La Competencia De La Unión Europea Y Ecuatoriano

Last Updated: 30 August 2017
Article by Patricio Pozo Vintimilla

ASPECTOS INTRODUCTORIOS

En mayor o menor medida, los agentes económicos1 siempre se ven enfrentados a la presión competitiva de sus rivales, debiendo de forma constante mejorar sus productos o la prestación de servicios, modificando sus estrategias comerciales para obtener una mayor cuota de mercado, este considerable esfuerzo que deben empeñar los agentes por mantenerse en el mercado, puede derivar en que uno o varios agentes realicen actos anticompetitivos que no solo les permita mantener su cuota de mercado sino incrementar exponencialmente sus ganancias.

Una de las conductas anticompetitivas que permite asegurar la posición de los agentes en el mercado, son los acuerdos de compra exclusiva2 que representan acuerdos contractuales mediante los cuales los distribuidores se aseguran un flujo constante de pedidos por parte de sus clientes, perjudicando de esta forma a los competidores y el correcto desenvolvimiento del mercado.

En el Ecuador el Derecho de la competencia es de reciente data, por lo que no existe un criterio claro tanto a nivel doctrinario como jurisprudencial de cómo se regulan los acuerdos de compra exclusiva, que nos permita establecer con claridad cuáles son los límites en la conducta de los agentes económicos, por tal motivo recurriremos al Derecho de la competencia de la Unión Europea (UE) para establecer los criterios de regulación de esta conducta.

El artículo consta de 3 partes, la primera estudia las condiciones que debe existir por parte de los agentes económicos y del mercado para que se configure un acuerdo de compra exclusiva; la segunda parte, analiza los criterios de regulación que la jurisprudencia de la UE ha establecido entorno a esta conducta; y, la tercera parte, revisa el tratamiento de esta conducta anticompetitiva por el Derecho de la competencia ecuatoriano.

I.- Los acuerdos de compra exclusiva en el Derecho de la Competencia

Los acuerdos de compra exclusiva o exclusive purchasing, es el contrato por el cual los consumidores son obligados a obtener todo o la mayor parte de sus requerimientos comerciales para el mercado relevante, únicamente de un solo distribuidor.3 El propósito de celebrar este tipo de acuerdos, es permitir al distribuidor el mantener o aumentar su cuota de mercado, al poder contar con un flujo de ventas de forma constante.

Para que esta práctica se configure en un acto anticompetitivo la doctrina internacional ha señalado que deben cumplirse los siguientes requisitos: a) posición de dominio, b) existencia de elevadas barreras de entrada; y, c) eliminación de otros medios de distribución. Elementos que analizaremos a continuación.

a) Posición de dominio

Los mercados donde se desenvuelven los agentes económicos en la realidad son denominados por la teoría económica como "mercados de competencia imperfecta"4, que representan estructuras de mercado donde existe información incompleta sobre las condiciones del mercado, y los agentes no conocen toda la información existente sobre los bienes, servicios o precios que se ofertan y demandan.

Este tipo de mercados permiten el surgimiento de agentes con posición de dominio, que es una situación donde un operador puede condicionar los distintos parámetros de competencia como el precio, oferta, calidad del producto o servicio, etc., sin verse perjudicado por ello.

El famoso caso United Brands definió a la posición dominante en los siguientes términos:

"Una posición de fortaleza económica mantenida por una empresa, que le proporciona el poder de obstaculizar el mantenimiento de una competencia efectiva en el mercado de referencia, proporcionándole la posibilidad de comportarse en buena medida con independencia de su competencia, clientes y, en último extremo, de los consumidores".5

Dos elementos deben ser comprobables para que se designe a un agente con posición dominante: la independencia de comportamiento respecto de sus competidores; y la capacidad de eliminar la competencia efectiva.6 El ostentar esta posición significa que un agente cuenta con el poder de mercado suficiente, para ejecutar actos anticompetitivos, mientras que sus competidores, clientes y consumidores pueden hacer poco o nada al respecto.

Cabe recordar que un agente con posición de domino tiene una responsabilidad especial frente al resto de competidores y consumidores, ya que al poder fijar las condiciones del mercado este operador puede aprovecharse de su poder y sacar una ventaja competitiva a su favor, por tal motivo los tribunales de justicia europeos aplican un análisis más estricto a las conductas anticompetitivas efectuadas por agentes dominantes.

El profesor Richard Posner, por su parte señala que los acuerdos de exclusividad (dentro de los cuales se hallan los acuerdos de compra exclusiva) tendrían el potencial de afectar a la competencia, solo si son efectuados por un agente monopólico.7 Destacando el hecho que, si un agente no controla una gran cuota de mercado, resultaría difícil que pueda imponer las condiciones de transacción a sus clientes.

El ostentar una posición de dominio dentro de un mercado no constituye una infracción ni puede ser sujeto a sanción, lo que se encuentra prohibido es el abusar de esa posición de dominio para obtener beneficios económicos, al resultar en un alto coste social por perjudicar a los competidores y consumidores.

b) Elevadas barreras de entrada

Un mercado con elevadas barreras de entrada8, implica que potenciales competidores se ven impedidos de ingresar al mercado, al aumentar considerablemente los costos de ingreso de dicho mercado; esto a su vez permite que los agentes que ya se encuentran operando mantengan o aumenten su cuota de mercado, al no tener que afrontar una presión competitiva. El desincentivar el ingreso de nuevos competidores, acarrea graves efectos restrictivos, al impedir que los consumidores tengan una menor oferta en los productos o servicios que puedan adquirir, y el disminuir los incentivos de los agentes para innovar, lo que se conoce como reducción de la eficiencia dinámica.

Los acuerdos de compra exclusiva aumentan las barreras de entrada, debido a que los nuevos competidores que deseen entrar en el mercado deberán buscar un cliente cuyas ventas no se encuentren ya comprometidas a un distribuidor. Como veremos en el paradigmático caso Van Den Berg, este fue uno de los criterios fundamentales para sentenciar a la compañía por parte del Tribunal General de la Unión Europea (TGUE). La doctrina y la jurisprudencia internacional han señalado que los acuerdos de compra exclusiva no podrían generar efectos restrictivos para el mercado si existen bajas barreras de entrada9, debiendo este elemento ser comprobado por las autoridades de competencia previo a imponer sanciones al agente infractor.

c) Canales de distribución limitados

El agente que celebre acuerdos de compra exclusiva con sus compradores debe contar con el principal e indisputado canal de distribución del mercado, dado que si los clientes o minoristas tienen la posibilidad de elegir con que agente contratar, el distribuidor que imponga una serie de restricciones que resulten en perjuicio de los clientes, lo único que conseguirá es la perdida constante de clientela y así su cuota de mercado; pero si ostenta el único o más importante canal de distribución, los clientes que traten de encontrar o contratar otro canal de distribución, implicará en la mayoría de casos un incremento en sus costes de producción.

En definitiva, un acuerdo de compra exclusiva presenta pocas probabilidades de generar efectos anticompetitivos si otros canales de distribución se encuentran accesibles a los clientes, al permitir a los clientes elegir con que distribuidor contratar.

Cláusulas Inglesas

Antes de abordar el análisis jurisprudencial de la UE, resulta conveniente revisar la naturaleza jurídica de la denominadas "Cláusulas inglesas", al ser generalmente utilizadas por los agentes económicos en la suscripción de sus contratos comerciales, como un atenuante al carácter abusivo de los acuerdos de compra exclusiva.

Las cláusulas inglesas son un tipo de cláusula inserta en un contrato de distribución, donde se establecen que los consumidores podrán cambiar de distribuidor sin ninguna penalidad, siempre que el distribuidor actual no pueda igualar o mejorar la oferta de la competencia.

Si bien a priori, esta cláusula contractual parecería favorecer a los consumidores, permitiendo cambiar a su actual distribuidor en virtud de la calidad de las ofertas de sus competidores, la Comisión Europea ha señalado que la cláusula inglesa tiene el mismo efecto que una obligación de compra exclusiva, al tener el comprador que revelar la oferta de sus distribuidores, produciendo que los competidores tengas desincentivos al momento de revelar sus productos o servicios.10

II.- El tratamiento jurisprudencial de los acuerdos de compra exclusiva en la Unión Europea

a) El legado del caso Hoffman – La Roche

El caso Hoffman - La Roche11 representa uno de los procesos más importantes en la jurisprudencia de la UE, al establecer el criterio de análisis de varias de las conductas anticompetitivas que son infringidas de forma recurrente en el Derecho de la competencia de la UE. En lo que concierne a los acuerdos de compra exclusiva, el caso fija el estándar de regulación que los tribunales de justicia europeos utilizarán en sus futuros fallos.

Los hechos del caso se refieren a la sociedad suiza Hoffman – La Roche (en adelante Roche) que representaba una de las compañías farmacéuticas más relevantes a nivel mundial, ostentando una posición de dominio en el mercado de fabricación y distribución de vitaminas en la UE. Durante el periodo de 1970 a 1974, Roche celebró con sus principales compradores, 22 contratos de adquisición de vitaminas, incluyendo dentro de sus cláusulas contractuales la obligación de cubrir la totalidad o la mayor parte de sus necesidades de vitaminas exclusivamente por Roche o por los canales autorizados por la compañía.

La Comisión Europea reviso estos acuerdos y resolvió multar a la compañía Roche por haber abusado de su posición dominante en el mercado de las vitaminas A, B2, B3, B6, C, E y H, infringiendo el artículo 102 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea (TFUE)12. La compañía Roche apeló esta decisión ante el máximo organismo de justicia europeo, el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE).

Del estudio de la conducta de Roche, el TJUE determinó que el abastecimiento exclusivo de vitaminas por una empresa con posición dominante, resulta incompatible con el objetivo de una competencia no falseada, ya que al quitarle o limitar a los compradores la posibilidad de elección en lo que respecta a sus fuentes de abastecimiento, impide a otros productores de vitaminas el acceso al mercado.

La Comisión Europea y el Tribunal, establecieron que el artículo 102 del TFUE puede ser infringido incluso cuando los acuerdos de distribución no estipulen una cláusula de exclusividad, u ofrezcan recompensas por la exclusividad con el distribuidor, sino que de su propia naturaleza (jurídica) se desprenda de facto la exclusividad.

Uno de los criterios más relevantes del TJUE, fue el concluir que este tipo de prácticas representan un abuso de posición dominante:

"(...) una empresa que ocupa una posición dominante en un mercado, el hecho de vincular a los compradores – aunque sea a instancia de éstos- mediante una obligación o promesa de abastecerse, en lo que respecta a la totalidad o a gran parte de sus necesidades, exclusivamente en dicha empresa, constituye una explotación abusiva de una posición dominante (...)".

Respecto de las cláusulas inglesas, el TJUE estableció que este tipo de cláusulas, permitían el abuso de la posición de dominio por La Roche, al conocer las ofertas de sus principales competidores y poder elaborar estrategias comerciales para eliminarlos, agravando el carácter abusivo de la explotación de la posición dominante. El Tribunal dictaminó que La Roche infringió el artículo 102 del TFUE, y desestimó parcialmente el recurso reduciendo únicamente el valor de la multa.

b) Tetra Pak II y el condicionamiento de materias primas

Tetra Pak International (Tetra Pak) es una compañía especializada en la fabricación de equipos de empaquetamiento de productos alimenticios líquidos y semilíquidos en cartón, a través de su icónico producto "Tetra Brik" se consolidó como una de las principales compañías de este mercado a nivel mundial. La Comisión Europea imputo a Tetra Pak13 de infringir el artículo 102 del TFUE, imputándole una serie de conductas anticompetitivas, sin embargo, para nuestro estudio resulta relevante la implementación de acuerdos de exclusividad en el mercado italiano desde 1976 hasta 1981.14

La transnacional apeló esta decisión ante la Corte General pero su petición de anulación fue negada, interponiendo un recurso de casación ante el TJUE para revertir la decisión.

El TJUE estudió la estructura del mercado y concluyó: a) En el sector aséptico, Tetra Pak ocupaba una cuota de 90% a 95%, y su competidor más cercano PKL, solo ostentaba entre 5% y 10%; y, b) El sector no aséptico, Tetra Pak gozaba de un 55%, y su más cercano competidor solo del 27%. La cuota de mercado que la trasnacional ostentaba en ambos mercados, corroboraba la existencia de una posición de domino en el mercado de empaquetamiento de alimentos líquidos y semilíquidos.

De igual forma, el TJUE revisó los contratos suscritos con los compradores y estableció que Tetra Pak había impuesto una serie de acuerdos de exclusividad a sus clientes, comprometiéndoles a adquirir de forma exclusiva a la compañía, todos los materiales de envasado (materia prima) que fueran utilizar en una o varias máquinas adquiridas con anterioridad o de forma posterior a la compañía.15 Mediante esta estrategia comercial, Tetra Pak se reservaba una considerable cuota del mercado, fortaleciendo aún más su posición dominante.

Finalmente, el TJUE concluyó que Tetra Pak había abusado de su posición de dominio en el mercado de máquinas de envasado, al limitar a sus clientes de abastecerse únicamente de los productos ofertados por Tetra Pak, restringiendo así el acceso a otros competidores y atomizando el mercado relevante. El TJUE desestimó el recurso en su totalidad.

c) El caso icónico de la UE: Van Den Berg

La compañía Van den Berg Foods Ltd16 (VB) era uno de los principales fabricantes de helados y congeladores de almacenamiento de helados en Irlanda, sus productos gozaban de amplia popularidad especialmente entre los minoristas que operaban en los centros comerciales; como estrategia comercial VB suministraba de forma gratuita o a un precio reducido sus congeladores a los minoristas, siempre que almacenaran exclusivamente los helados fabricados por la compañía.

La Comisión Europea observo esta práctica y resolvió que VB infringió los artículos 101 y 102 del TFUE, la compañía apeló la decisión ante el TGUE argumentando que a los minoristas no se les prohibía adquirir otro refrigerador para los productos de la competencia o dar por terminado su contrato de distribución.

El TGUE realizó un interesante análisis de las condiciones comerciales de los minoristas, observando que la mayoría de ellos operaban en islas dentro de centros comerciales, donde la limitación en el espacio físico impedía colocar otro congelador para almacenar productos de la competencia, y, por otro lado, al considerar la popularidad de los helados de VB, el terminar la relación contractual implicaría pérdidas significativas en las ventas de los minoristas. Estos factores llevaron a determinar al TGUE que los minoristas no tenían incentivos económicos para dar por terminado el contrato de distribución y que este hecho era aprovechado por VB.

En su resolución el TGUE decidió que el efecto acumulativo de los acuerdos de compra exclusiva era el restringir la libertad comercial de los minoristas de poder elegir con que distribuidor contratar, aumentando así las barreras del mercado e impedir el acceso a nuevos competidores que puedan disputar la cuota de mercado de VB, elementos que permitieron al tribunal desechar la apelación planteada.

III.- La regulación de los acuerdos de compra exclusiva en el Ecuador

En el Ecuador, la configuración del Derecho de la competencia es de reciente data, ya que a partir de 2011 con la expedición de la Ley Orgánica de Regulación y Control del Poder de Mercado (LORCM) se cuenta con un cuerpo normativo que regule los actos anticompetitivos que los agentes pueden incurrir en el mercado ecuatoriano.

Los acuerdos de compra exclusiva se encuentran regulados en el numeral 19 del artículo 917 de la LORCM, donde se señala que los pactos de distribución o venta exclusiva establecidos por una agente con posición dominante se encuentran expresamente prohibidos. El Derecho de la competencia ecuatoriano establece que un agente debe ostentar una posición dominante para que pueda configurarse un acuerdo de compra exclusiva, parámetro similar a lo establecido en la UE, sin embargo, no resulta claro que otros elementos deben existir para que se configure esta conducta.

Respecto de la regulación de esta conducta en el Ecuador, debemos señalar que, hasta la presente fecha, la Superintendencia de Control del Poder de Mercado (Superintendencia del Mercado), organismo administrativo de control encargado de velar por el bienestar de los consumidores y usuarios, no ha expedido un instructivo o resolución que recoja los parámetros de evaluación de esta conducta18, por lo que frente a la falta de una normativa más detallada, consideramos aplicables los criterios de evaluación expuestos en la doctrina y jurisprudencia de Defensa de la competencia de la UE.

La normativa de competencia ecuatoriana y la línea jurisprudencial europea, nos permite concluir que un agente económico con posición de dominio que celebre acuerdos de compra exclusiva con sus clientes, en mercados atomizados donde no existan otros canales de distribución, incurre en un acto anticompetitivo, sin importar que existan cláusulas inglesas que "atenúen" el efecto restrictivo o que deban constar de forma explícita en los contratos de distribución.

* Abogado por la Pontificia Universidad Católica del Ecuador, Especialista Superior en Derecho de la Empresa por la Universidad Andina Simón Bolívar, LLM Advance Legal Science en la Universitat Pompeu Fabra - Barcelona. Actualmente es Abogado Asociado en el estudio jurídico EXPERTISE Abogados y Consultores. Dirigir correspondencia a: patricio.pozo@expertise.com.ec.

Footnotes

1 El artículo 2 de la Ley Orgánica de Control y Regulación del Poder del Mercado establecen que por agentes u operadores económicos se entenderán a las personas naturales o jurídicas, públicas o privadas, nacionales o extranjeras. Ley Orgánica de Control y Regulación del Poder del Mercado, R.O.S 555 de 13 octubre de 2011.

2 Los acuerdos de exclusividad (Exclusive dealing) se encuentran conformados por 2 tipos de conductas: los acuerdos de compra exclusiva y los acuerdos de rebajas o descuentos condicionados, con el propósito de profundizar en el estudio del primer tipo de esta conducta anticompetitiva, el artículo no revisará su segunda modalidad.

3 Jones Alison y Sufrin Brenda, EU Competition Law (Fifth edition, London: Oxford Press), 2014, 450.

4 La competencia imperfecta puede ser de dos clases: 1. Mercado oligopolístico en el que existen unos pocos vendedores, pero uno de ellos pude influir considerablemente en el beneficio de los demás, siendo interdependientes; 2. Mercado monopolístico con una estructura donde un agente presta de forma exclusiva o mayoritaria un servicio o fabrica un producto, sin mayor competencia en dicho mercado. Mankiw Gregory, Principios de Economía, (Madrid: Thomson, 2007), 237 - 239.

5 STJUE, United Brands Company y United Brands Continentaal BV c. Comisión, C 27/7614, 1978.

6 Ortiz Blanco Luis, Maillo González Jerónimo, Ibáñez Pablo y Lamadrid Alfonso, Manual de Derecho de la Competencia (Madrid: Tecnos, 2008), 150.

7 Posner Richard, Antitrust Law (Chicago, University of Chicago Press, 2001), 228. En el Derecho de la competencia de la UE, el concepto que más se asemeja al de agente monopólico u oligopólico del Derecho Antitrust estadounidense, es el de un agente con posición dominante.

8 Por barreras de entrada entiéndase a los factores dentro de un mercado que pueden hacer más costosa la entrada de nuevos agentes, en contraste con los agentes que ya se encuentran funcionando en dicho mercado. Jones y Sufrin, EU Competition Law, 86, 87.

9 Jones Alison y Sufrin Brenda, EU Competition Law, 450 - 452; Hovenkamp Herbert, Antitrust: Black Letter Outlines, Fifth edition (Iowa: West Publishing, 2011), 222.

10 Signes de Mesa Juan, Fernández Isabel y Fuentes Mónica. Derecho de la Competencia. 253.

11 STJUE, Hoffmann- La Roche & Co. AG c. Comisión, 13 de febrero 1979, asunto C 85/76.

12 "Art. 102.- Será incompatible con el mercado interior y quedará prohibida, en la medida en que pueda afectar al comercio entre los Estados miembros, la explotación abusiva, por parte de una o más empresas, de una posición dominante en el mercado interior o en una parte sustancial del mismo. Tales prácticas abusivas podrán consistir, particularmente, en: a) imponer directa o indirectamente precios de compra, de venta u otras condiciones de transacción no equitativas; d) subordinar la celebración de contratos a la aceptación, por los otros contratantes, de prestaciones suplementarias que, por su naturaleza o según los usos mercantiles, no guarden relación alguna con el objeto de dichos contratos". Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea, DO C 83/47 de 09 de mayo de 2008.

13 STJUE, Tetra Pak International SA Vs Comisión, C-333/94P, 1996.

14 Richard Wish y David Bailey, Competition Law (Oxford: Oxford Press, 2012), 733, 734.

15 Ezrachi Ariel, EU Competiton Law an Analytical Guide to the Leading Cases, Second edition (Portland: Hart, 2014), 207.

16 TGJU, Van den Bergh Foods Ltd v Comisión, asunto T-65/98, 23 octubre de 2003.

17 "Art. 9.- Abuso de Poder de Mercado.- Constituye infracción a la presente Ley y está prohibido el abuso de poder de mercado. Se entenderá que se produce abuso de poder de mercado cuando uno o varios operadores económicos, sobre la base de su poder de mercado, por cualquier medio, impidan, restrinjan, falseen o distorsionen la competencia, o afecten negativamente a la eficiencia económica o al bienestar general. En particular, las conductas que constituyen abuso de poder de mercado son: 19.- Establecer, imponer o sugerir contratos de distribución o venta exclusiva, cláusulas de no competencia o similares, que resulten injustificados". Ley Orgánica de Control y Regulación del Poder del Mercado.

18 Mediante el Expediente No. SCPM-CRPI-2016-035 de 18 de agosto de 2016, la Superintendencia del Mercado resolvió sancionar a la compañía CONECEL S.A. por el establecimiento de acuerdos de exclusividad en el sector de telecomunicaciones, pero este caso en concreto no se refiere a los acuerdos de compra exclusiva, dado que el infractor arrendaba los bienes inmuebles con la condición de excluir a otros competidores.

The content of this article is intended to provide a general guide to the subject matter. Specialist advice should be sought about your specific circumstances.

To print this article, all you need is to be registered on Mondaq.com.

Click to Login as an existing user or Register so you can print this article.

Authors
 
Some comments from our readers…
“The articles are extremely timely and highly applicable”
“I often find critical information not available elsewhere”
“As in-house counsel, Mondaq’s service is of great value”

Up-coming Events Search
Tools
Print
Font Size:
Translation
Channels
Mondaq on Twitter
 
Register for Access and our Free Biweekly Alert for
This service is completely free. Access 250,000 archived articles from 100+ countries and get a personalised email twice a week covering developments (and yes, our lawyers like to think you’ve read our Disclaimer).
 
Email Address
Company Name
Password
Confirm Password
Position
Mondaq Topics -- Select your Interests
 Accounting
 Anti-trust
 Commercial
 Compliance
 Consumer
 Criminal
 Employment
 Energy
 Environment
 Family
 Finance
 Government
 Healthcare
 Immigration
 Insolvency
 Insurance
 International
 IP
 Law Performance
 Law Practice
 Litigation
 Media & IT
 Privacy
 Real Estate
 Strategy
 Tax
 Technology
 Transport
 Wealth Mgt
Regions
Africa
Asia
Asia Pacific
Australasia
Canada
Caribbean
Europe
European Union
Latin America
Middle East
U.K.
United States
Worldwide Updates
Check to state you have read and
agree to our Terms and Conditions

Terms & Conditions and Privacy Statement

Mondaq.com (the Website) is owned and managed by Mondaq Ltd and as a user you are granted a non-exclusive, revocable license to access the Website under its terms and conditions of use. Your use of the Website constitutes your agreement to the following terms and conditions of use. Mondaq Ltd may terminate your use of the Website if you are in breach of these terms and conditions or if Mondaq Ltd decides to terminate your license of use for whatever reason.

Use of www.mondaq.com

You may use the Website but are required to register as a user if you wish to read the full text of the content and articles available (the Content). You may not modify, publish, transmit, transfer or sell, reproduce, create derivative works from, distribute, perform, link, display, or in any way exploit any of the Content, in whole or in part, except as expressly permitted in these terms & conditions or with the prior written consent of Mondaq Ltd. You may not use electronic or other means to extract details or information about Mondaq.com’s content, users or contributors in order to offer them any services or products which compete directly or indirectly with Mondaq Ltd’s services and products.

Disclaimer

Mondaq Ltd and/or its respective suppliers make no representations about the suitability of the information contained in the documents and related graphics published on this server for any purpose. All such documents and related graphics are provided "as is" without warranty of any kind. Mondaq Ltd and/or its respective suppliers hereby disclaim all warranties and conditions with regard to this information, including all implied warranties and conditions of merchantability, fitness for a particular purpose, title and non-infringement. In no event shall Mondaq Ltd and/or its respective suppliers be liable for any special, indirect or consequential damages or any damages whatsoever resulting from loss of use, data or profits, whether in an action of contract, negligence or other tortious action, arising out of or in connection with the use or performance of information available from this server.

The documents and related graphics published on this server could include technical inaccuracies or typographical errors. Changes are periodically added to the information herein. Mondaq Ltd and/or its respective suppliers may make improvements and/or changes in the product(s) and/or the program(s) described herein at any time.

Registration

Mondaq Ltd requires you to register and provide information that personally identifies you, including what sort of information you are interested in, for three primary purposes:

  • To allow you to personalize the Mondaq websites you are visiting.
  • To enable features such as password reminder, newsletter alerts, email a colleague, and linking from Mondaq (and its affiliate sites) to your website.
  • To produce demographic feedback for our information providers who provide information free for your use.

Mondaq (and its affiliate sites) do not sell or provide your details to third parties other than information providers. The reason we provide our information providers with this information is so that they can measure the response their articles are receiving and provide you with information about their products and services.

If you do not want us to provide your name and email address you may opt out by clicking here .

If you do not wish to receive any future announcements of products and services offered by Mondaq by clicking here .

Information Collection and Use

We require site users to register with Mondaq (and its affiliate sites) to view the free information on the site. We also collect information from our users at several different points on the websites: this is so that we can customise the sites according to individual usage, provide 'session-aware' functionality, and ensure that content is acquired and developed appropriately. This gives us an overall picture of our user profiles, which in turn shows to our Editorial Contributors the type of person they are reaching by posting articles on Mondaq (and its affiliate sites) – meaning more free content for registered users.

We are only able to provide the material on the Mondaq (and its affiliate sites) site free to site visitors because we can pass on information about the pages that users are viewing and the personal information users provide to us (e.g. email addresses) to reputable contributing firms such as law firms who author those pages. We do not sell or rent information to anyone else other than the authors of those pages, who may change from time to time. Should you wish us not to disclose your details to any of these parties, please tick the box above or tick the box marked "Opt out of Registration Information Disclosure" on the Your Profile page. We and our author organisations may only contact you via email or other means if you allow us to do so. Users can opt out of contact when they register on the site, or send an email to unsubscribe@mondaq.com with “no disclosure” in the subject heading

Mondaq News Alerts

In order to receive Mondaq News Alerts, users have to complete a separate registration form. This is a personalised service where users choose regions and topics of interest and we send it only to those users who have requested it. Users can stop receiving these Alerts by going to the Mondaq News Alerts page and deselecting all interest areas. In the same way users can amend their personal preferences to add or remove subject areas.

Cookies

A cookie is a small text file written to a user’s hard drive that contains an identifying user number. The cookies do not contain any personal information about users. We use the cookie so users do not have to log in every time they use the service and the cookie will automatically expire if you do not visit the Mondaq website (or its affiliate sites) for 12 months. We also use the cookie to personalise a user's experience of the site (for example to show information specific to a user's region). As the Mondaq sites are fully personalised and cookies are essential to its core technology the site will function unpredictably with browsers that do not support cookies - or where cookies are disabled (in these circumstances we advise you to attempt to locate the information you require elsewhere on the web). However if you are concerned about the presence of a Mondaq cookie on your machine you can also choose to expire the cookie immediately (remove it) by selecting the 'Log Off' menu option as the last thing you do when you use the site.

Some of our business partners may use cookies on our site (for example, advertisers). However, we have no access to or control over these cookies and we are not aware of any at present that do so.

Log Files

We use IP addresses to analyse trends, administer the site, track movement, and gather broad demographic information for aggregate use. IP addresses are not linked to personally identifiable information.

Links

This web site contains links to other sites. Please be aware that Mondaq (or its affiliate sites) are not responsible for the privacy practices of such other sites. We encourage our users to be aware when they leave our site and to read the privacy statements of these third party sites. This privacy statement applies solely to information collected by this Web site.

Surveys & Contests

From time-to-time our site requests information from users via surveys or contests. Participation in these surveys or contests is completely voluntary and the user therefore has a choice whether or not to disclose any information requested. Information requested may include contact information (such as name and delivery address), and demographic information (such as postcode, age level). Contact information will be used to notify the winners and award prizes. Survey information will be used for purposes of monitoring or improving the functionality of the site.

Mail-A-Friend

If a user elects to use our referral service for informing a friend about our site, we ask them for the friend’s name and email address. Mondaq stores this information and may contact the friend to invite them to register with Mondaq, but they will not be contacted more than once. The friend may contact Mondaq to request the removal of this information from our database.

Security

This website takes every reasonable precaution to protect our users’ information. When users submit sensitive information via the website, your information is protected using firewalls and other security technology. If you have any questions about the security at our website, you can send an email to webmaster@mondaq.com.

Correcting/Updating Personal Information

If a user’s personally identifiable information changes (such as postcode), or if a user no longer desires our service, we will endeavour to provide a way to correct, update or remove that user’s personal data provided to us. This can usually be done at the “Your Profile” page or by sending an email to EditorialAdvisor@mondaq.com.

Notification of Changes

If we decide to change our Terms & Conditions or Privacy Policy, we will post those changes on our site so our users are always aware of what information we collect, how we use it, and under what circumstances, if any, we disclose it. If at any point we decide to use personally identifiable information in a manner different from that stated at the time it was collected, we will notify users by way of an email. Users will have a choice as to whether or not we use their information in this different manner. We will use information in accordance with the privacy policy under which the information was collected.

How to contact Mondaq

You can contact us with comments or queries at enquiries@mondaq.com.

If for some reason you believe Mondaq Ltd. has not adhered to these principles, please notify us by e-mail at problems@mondaq.com and we will use commercially reasonable efforts to determine and correct the problem promptly.