La operación turística en la Provincia de Galápagos está sujeta a un tratamiento especial con el objeto de conservar el patrimonio natural de la Provincia. Consecuentemente